domingo, 16 de noviembre de 2008

Conociendo las Culturas del Oriente Boliviano





INTRODUCCION
Se conoce con el nombre de Oriente Boliviano a una extensa zona de Bolivia que se extiende desde las últimas estribaciones de la Cordillera Oriental hacia el Este, hasta Mato Grosso (Brasil); y desde los ríos Madera y Abuná, en el Norte, hasta las llanuras del Chaco Boreal, en el Sur, ocupa por lo tanto, los actuales departamentos de Pando, Beni, y Santa Cruz y parte de los de La Paz y Cochabamba: mas del 50% del territorio nacional.
Por razones geográficas, históricas y fundamentalmente culturales, el territorio del Oriente Boliviano puede ser dividido en tres subáreas: los Llanos de Moxos, la Chiquitania y la Cordillera de Chiriguanos.
Asentamientos Culturales del Oriente Boliviano.
De acuerdo al estado de los estudios arqueológicos resulta muy difícil establecer cuales fueron las relaciones de las culturas del Oriente Boliviano con las áreas vecinas, sin embargo, las noticias históricas nos hablan de tres temas que resultan de gran interés: a) la expedición del Inca a tierras del Gran Grigota; en el actual Departamento de Santa Cruz; b) la expedición del Inca a los Llanos de Moxos; y c) las migraciones de los grupos guaraníes.
Primeras noticias
1. El adelantado y Gobernador del Río de la Plata alvar Nuñez Cabeza de Vaca, en su Relación, da muchas noticias de gran interés etnográfico y habla de una expedición comandada por un portugués, alejo García, que habría penetrado en el Oriente Boliviano en el primer tercio del siglo XVI, con un número considerable de indios y “de estos guaraníes que fueron con Garcia habían quedado muchos perdidos por la tierra adentro”
2. En la Relación verdadera del asiento de Santa Cruz de la Sierra (ca 1574) se habla de los chiriguanos como de origen guaraní “que han pasado de la otra banda del río de la Plata”
3. A principios del siglo XVII el P. Felipe de Alcaya, cura de Mataca, escribió una relación en la que se habla de las expediciones del Inca hacia el Oriente Boliviano; establece lo siguiente:
3.1 Huayna Capac decidió la conquista de los llanos de Grigota. Efectuada esta, el Inca se erigió en “rey y señor de los llanos” haciendo de Samaipata cabeza de su “reino”. Sin embargo, pronto empezaron los ataques de los chiriguanos que derrotaron al enviado del Inca.
3.2 La noticia del establecimiento del Inca en Samaipata llego a oídos de los guaraníes, quienes organizaron una gran expedición: “cinco mil de ellos vinieron para Grigotá y mil se quedaron en la provincia Itatín donde hoy hay mas de ocho mil… Y los mil restantes fueron a ver a Mango Inca, de los cuales han quedado pocos porque hallaron gente de guerra que los fueron matando…” 3.3 También en tiempos de Huayna Cápac sitúa la expedición a los chunchos (moxos) Una vez realizada la conquista, no con poco trabajo, pobló la región con gente que había traído. Ante la noticia de la muerte del Inca y la llegada de los españoles, esta gente se quedo en Moxos (Cronistas 1961).
4 En sus Comentarios Reales de los Incas, el Inca Gracilazo de la Vega da amplia información sobre las expediciones del Inca al Oriente Boliviano así como sobre los chiriguanos.
4.1 Tanto la expedición a Moxos como a los llanos de Grigota se realizaron en tiempos del Inca Yupanqui. A diferencia de Alcaya, Garcilaso dice que primero se realizo la expedición a Moxos.
4.2 Con muchas dificultades consiguieron la conquista de los moxeños , quienes “se redujeron al servicio del Inca …eran poco mas de mil cuando llegaron a ella…”Pasado el tiempo, durante el reinado de Huayna Capac pensaron regresar al Cuzco, pero ante la noticia de la llegada de los españoles “acordaron quedarse de hecho”.
4.3 La expedición hacia los chiriguanos fue un fracaso. Garcilaso habla de la presencia de este grupo en su actual hábitat desde tiempos del inca Yupanqui.
5. En la historia de los Incas de Pedro Sarmiento de Gamboa se afirma que en tiempos de Huayna Capac los chiriguanos se hallaban alzados; asimismo se hace clara referencia a los problemas que este grupo había causado con anterioridad.
Historiadores de los siglos XVIII y XIX
1. Los jesuitas Juan Patricio Fernández (1985) y Pedro de Charlevoix (1910) dan como cierta la noticia que atribuye al portugués Alejo García la migración de guaraníes hacia el Oriente Boliviano.
2. El viajero francés Alcides D’Orbigny en su obra El hombre americano da como cierta la noticia de Garcilaso sobre la expedición del Inca a los chiriguanos; asimismo, también admite la de Alejo García. “Tales guaraníes –los que vinieron con García- son con seguridad los que habitan hoy los lugares, pero nada prueba, como asegura el padre Lozano, que esos nuevos guaraníes hayan aniquilado por completo a los habitantes que encontraron, y la unidad de la lengua en ambos sexos, la pequeña corrupción de la lengua, y el gran numero de chiriguanos en la actualidad, nos da la certeza de que los chiriguanos de los Incas eran también guaraníes, a los cuales se mezclaron lo recién llegados del Paraguay formando una sola y misma misión”
Algunos criterios del siglo XX Nordenskiold (1919:72-78) llega a las siguientes conclusiones respecto a las invasiones guaraníes “(1) Que al principio del siglo XVI numerosos indios guaraníes emigraron del río Paraná y del río Paraguay a los mas distantes valles de los Andes; (2) Que los distritos en que estos indios habitaron no fueron antes habitados por indios guaraníes, sino únicamente por arawakas; (3)que Alejo García, el portugués, estuvo en el Imperio Incaico antes que Pizarro”. Este autor, pues solo admite la migración que hicieron los guaraníes con Alejo García.